ATRASO DEL TIPO DE CAMBIO, DEUDAS Y DESEMPLEO.

ATRASO DEL TIPO DE CAMBIO, DEUDAS Y DESEMPLEO.

La economía oriental exhibe retraso de la cotización del dólar frente a los demás precios, incremento de deudas públicas y privadas y la progresiva reducción de la demanda de fuerza de trabajo. Características que consideramos derivan de un tronco común.

Los datos oficiales no dejan lugar a dudas respecto al “atraso cambiario”. El dólar cotizaba en un entorno de $32 durante el primer trimestre de 2016. A finales del 2017 ronda los $ 29. En ese lapso el IPC creció aproximadamente 10%i. El cóctel provoca aumentos de los precios locales medidos en dólares en un rango superior a la evolución internacional, pese a las políticas similares de los países vecinos.

El resultado es consecuencia directa de la operativa del BCU. Semana tras semana emite títulos de deuda pública en pesos para evitar que ese dinero se transforme en demanda de dólares. Paralelamente el ingreso de capitales golondrina destinados a comprar pesos para hacer “negocio” prestándole dinero al Estado uruguayo aumenta la oferta del billete verde en una calesita especulativaii. La conjunción de la menor demanda de dólares y mayor oferta es la debilidad de su cotización.

Uno de los costos de la mecánica descrita es el crecimiento de la deuda pública. Solamente por intereses de deuda Uruguay paga anualmente una cifra cercana a los 2000 millones dólares.iii Un equivalente cercano a 200.000 salarios anuales.

Paralelamente el abaratamiento artificial del dólar implica un subsidio encubierto a las importaciones indiscriminadas de bienes de consumo duradero y estimula la expansión excesiva del crédito, hipotecando futuro.

Otra de sus consecuencias son los efectos negativos sobre diversas actividades locales debido a la mayor competencia de productos del exterior y la pérdida de “competitividad” de las exportaciones.

Las cifras globales de PBI y la fanfarria de la conducción económica encubren la situación. Durante los últimos años y especialmente durante 2017, telecomunicaciones por tránsito de datos y el auge importador explican casi exclusivamente el crecimiento del indicadoriv oficial que emite el BCU. En contra partida descienden o se estancan los sectores productivos. Industria y construcción en retroceso. El agro y la energía se mueven al compás del clima.

La reducción de la base productiva fruto de las contradicciones del “modelo” se refleja en el mercado laboral. El cierre de empresas y la disminución de la demanda de fuerza de trabajo es notoria hasta para las cifras del INE. La tasa de desempleo que en el período 2012 a 2014 rondó el 6.5%, en la actualidad oscila en torno al 8%. Y si como fue históricamente en el país, se sumaran los trabajadores en seguro de paro como no ocupados, los guarismos superan el 10% sin considerar siquiera otros “horrores” que forman parte de los criterios de cálculo de este indicador.

Otra de las bases de la estrategia del gobierno es la entrega de recursos naturales y el fomento de monocultivos en el agro. Esto también agrava los problemas de desocupación. Los sectores en expansión son los que expulsan más mano de obra desde el campo a la ciudad y los que retroceden son generadores de empleo.v

Volviendo al comienzo. Atraso cambiario, deudas y desocupación son ramas del mismo tronco.

GOTITAS DE ECONOMÍA

  • El gobierno anunció aumentos de tarifas para enero del 2018. OSE y Antel 6.5%. Naftas 9.8%. Gas Oil 4.5%, energía eléctrica 3.5%, super gás 15%. Mientras que a nivel mundial el precio del barril de petróleo en los últimos años cayó a casi la mitad y se reduce el costo de las fuentes de energía eléctrica el gobierno local eleva tarifas. El uso de los entes públicos como instrumentos de recaudación no es casual. La motosierra de Astori y el FMI tampoco. El costo de los intereses de deuda pública y los regalos al gran capital atenazan las cifras del sector público.

  • Se conoció el acuerdo marco de Uruguay con Shell para intentar reflotar la construcción de la “regasificadora”. Uruguay ofrece todo a cambio de nada. ¿Te acordás cuando los actuales gobernantes cuestionaban la extranjerización de la economía?

  • El Movus y diversas organizaciones ambientalistas del norte del país denuncian que la petrolera Petrel suspendió la perforación del pozo en la zona de Cerro de Chaga por problemas técnicos imprevistos. La empresa señala inestabilidad en los pozos, pero se reiteran contratiempos que revelan su escasa idoneidad en el rubro y el grado de riesgo que significa para el medio ambiente y en particular el acuífero Guaraní. El gobierno uruguayo continuá jugando a la ruleta rusa con los bienes naturales y el paisaje.

  • El gobierno de Macri pretende cambiar las formas de calculo de las jubilaciones en Argentina y con ello reducir el próximo ajuste de un entorno de 12% a 6%. Los grandes Bancos y el FMI mandan reducir gastos para tranquilizar acreedores de la deuda pública.

  • El presupuesto militar que proyecta el gobierno de Estados Unidos para 2018 ronda los 700.000 millones de dólares. Según datos del Instituto de estudios estratégicos con sede en Londres representaba en 2016 el 38.3% del gasto mundial y continúa creciendo. El complejo bélico marca el compás. Bases militares, agresiones, invasiones. ¿Y nos quieren convencer que el imperialismo yankee es cosa del pasado?

i La estrategia vigente de utilizar el dólar como ancla de los demás precios atenúa sus incrementos aunque no los evita

ii Solamente en la semana que va del 8 al 15 de diciembre la oferta de letras del BCU supera los 15000 millones de pesos.

iii 3.2% del PBI. Más del 10% del gasto fiscal. Obviamente el dinero sale de las billeteras del pueblo.

iv Una crítica demoledora sobre el carácter ideológico relacionado con los conceptos neoliberales emanados desde los organismos internacionales en un viejo texto del Contador Danilo Astori sobre Cuentas Nacionales.

v Las cadenas de producción basadas en soja y eucaliptus han ido acompasadas de latifundios de dimensiones inéditas en el país y los censos revelan que son de las que generan menos empleo por hectárea.

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.