CASINOS E INVERSIONES.

Desde hace más de medio siglo, las propuestas de las conducciones económicas en Uruguay apuestan indiscriminadamente a todo tipo de inversiones extranjeras como supuesto motor de la actividadad.

Ni hablar de estrategias, ni planificaciones que interfieran de manera efectiva en las decisiones del “dios mercado”. Desde los oficialismos son condenadas las herejías excepto las que benefician a grandes capitales.

Los frutos están a la vista. La mayor parte del territorio, sus frutos y encadenamientos derivados en manos de grandes grupos transnacionales, industrias, comercios, logística, finanzas concentrados y extranjerizados. Riquezas generadas en el país, apropiadas desde países centrales por los más diversos canales.

Deudas públicas y privadas, profusión de zonas francas, desigualdades crecientes, acompañaron los procesos.

Crisis períodicas han sacudido la evolución del país. Enormes subsidios beneficiaron a grandes capitales y los costos invariablemente ha recaído sobre los trabajadores.

En este recorrido el gobierno multicolor redobla la apuesta al ingreso de fondos del exterior y su adicción a los mandatos del Consenso de Washington y de los acreedores de la deuda pública.

El escenario mundial y local es más complejo aún que el vigente en los sesenta y los noventa. La estrategia de grandes jugadores a escala planetaria ha variado.

Si bien bajas tasas de interés en Estados Unidos y Europa fomentan fondos buitres y transferencias financieras al sur en procura de rápidas ganancias, los contextos comerciales y políticos dificultan la localización de eslabones de cadenas productivas en el exterior.

Costos de fletes, pandemias, limitan el tránsito internacional. Por otra parte el proteccionismo se acentúa en Estados Unidos y Europa.

Además en Uruguay los negocios más apetecibles para los grupos transnacionales ya han sido absorbidos. Ejemplos de inversiones abortadas abundan en el último quinquenio.

Desde ignotos capitales para extraer minerales de Valentines, y exportarlos mediante un mineroducto, hasta intentos de encontrar petróleo, han gozado del máximo apoyo del Estado sin mayor éxito.

Los regalos e impunidad otorgados a UPM van quedando como la perla de la corona. Construcción de la planta, vías férreas brindan aire provisorio a un “modelo” que se agota.

Las ofertas del gobierno en su búsqueda de “inversores” del exterior se tornan patéticas. La entrega de la playa de contenedores, aeropuertos y la promoción de casinos con hoteles no auguran dinámicas importantes. Poca cosa, para esperar que se “llene la copa” y derrame para el pueblo o que los “malla oro” empujen al pelotón sería eterna.

La “danza con lobos marinos” en Punta del Este, los supuestos filántropos que van a comprar y regalar islas en el río Uruguay, son algunos de los cantos de sirena oficiales poco melodiosos y de escasa sonoridad. La inversión en Casino San Rafael amenaza convertirse en un fiasco.

Paralelamente el gobierno desmantela al sector público, toma medidas que reducen el mercado local y desprecia la autogestión y soberanía alimentaria.

El horizonte no presenta buenas señales a la economía uruguaya en este sendero. Como en tantos ejemplos de América latina, el camino del neoliberalismo en sus variantes más o menos ortodoxas, conduce a un despeñadero para los intereses populares.

GOTITAS DE ECONOMIA

  • La temporada de turismo se desarrolla en Uruguay con muy escaso ingreso de extranjeros. Inflación en dólares que ha convertido al país en uno de los más caros de la región, fenomenal rebrote del corona virus, atentan contra la zafra de verano.
  • Después de sucesivas prolongaciones de la culminción de plazos, el empresario Cipriani envió “sobre la hora” a uno de sus abogados para firmar el contrato de las obras en el hotel casino San Rafael. Falta “solo” que pague la garantía e ingrese capitales. Se escuchan apuestas.
  • El gobierno argentino llegó a un acuerdo con el FMI para renegociar plazos de la deuda de 44000 millones de dólares con el organismo generada en el gobierno de Macri. El organismo no se hace responsable de sus ilegalidades y horrores en su apoyo político al ex mandatario.
  • Una de las condiciones es el pago inmediato de amortizaciones e intereses por 1100 millones de dólares. Además la futura reducción del déficit fiscal. ¿Quien pagará el costo de los ajustes?
  • La empresa española Repsol, provocó un derrame de petróleo en las costas de Perú. El medio ambiente, los pescadores y pobladores de la zona sufren las consecuencias del desastre. Los responsables procuran “sacar la pata del lazo” con excusas y mentiras.
  • El comercio entre China y América latina y Caribe creció 41.1% en 2021 respecto al año pre cedente y se ubicó en el máximo histórico. Las exportaciones desde China los hicieron 52% y las importaciones 31%. (Datos Xinhua Hebdomadario económico)
  • El IPC en Estados Unidos incrementó 7% entre diciembre de 2021 y el mismo mes del año anterior. El mayor registro desde 1982. Las especulaciones giran en torno a futuros aumentos de la tasa de interés para intentar fortalecer el dólar.
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.

A %d blogueros les gusta esto: