DEUDA Y MAS DEUDA

Mayo. Primera quincena.

DEUDA Y MAS DEUDA

La deuda pública contabilizada en Uruguay supera el 80% del PBI, sin incluir los intereses. Por esa vía cada oriental debe algo mas de 10.000 dólares, que se suman a sus deudas personales.

La evolución muestra de manera inapelable que sus grandes saltos se vincularon a rescates al sistema financiero y sus incrementos a la bola de nieve generada por los intereses. Sin olvidar el rol de variados subsidios del sector público a grandes capitales, que incluyen desde costos de infraestructura para “inversores”, renuncias fiscales, hasta quiebras con deudas al BROU, UTE, Antel o ANCAP.

El marco de crisis, corona virus, ha determinado que organismos internacionales de diferente signo reconozcan las enormes dificultades de los países deudores, abriendo condiciones para respuestas conjuntas que permitan aliviar la situación. Sin embargo la “solución” del gobierno oriental frente al déficit fiscal, no es la moratoria de la deuda y sus intereses, ni imponer tributos al gran capital, sino asumir más deuda.

El Banco Central del Uruguay continúa emitiendo títulos de deuda por aproximadamente 300 millones una semana sí y otra también. La ministra Azucena Arbeleche en declaraciones a Bloomberg señaló que ha pedido nuevos créditos por 1400 millones de dólares.

En consecuenica los costos por intereses que agobian el presupuesto continuarán creciendo. Ya representan más del 10% de los gastos del Estado. Cada familia uruguaya paga mediante impuestos un promedio de aproximadamente 2000 dólares por año, para afrontar créditos que nunca recibió.

Paralelamente crece la deuda disfrazada mediante acuerdos de participación público privada. Las obras al servicio de UPM son un claro ejemplo. El nuevo gobierno multicolor pasadas las elecciones dejó de lado ambigüedades. Ni siquiera aprovecho la posibilidad prevista en el propio contrato leonino para reveerlo por situaciones anormales.

Infraestructura y logística para la construcción de una segunda planta de producción de pasta de celulosa y laterales por parte de la empresa finlandesa aumentarán costos que paga el pueblo oriental.

Préstamos del BID, del Banco de Desarrollo de América latina, de Bancos privados como el San Paolo de Italia y el Sumitomo de Japón se destinan a obras ferroviarias para la empresa, con un costo aproximado a los 1000 millones de dólares, que se transforman en obligaciones superiores a los 2200 millones de dólares para el Estado uruguayo merced al contrato público privado realizado con la corporación Vía Central.

A todo eso hay que sumar costos en carreteras, viaducto, obras en puertos, compras de energía subsidiada y un cúmulo de gastos que asume el sector público uruguayo en directo provecho de la empresa. Mientras tanto los monocultivos de eucaliptus desplazan usos alternativos del territorio generando mayor desocupación.

El gobierno insiste en la vieja apuesta a la atracción de grandes capitales extranjeros mediante exoneraciones de impuestos y pretende fundamentarla con el curioso argumento desmentido por la historia y el mundo1 que de otra manera no habría inversión, ni fuentes de trabajo.

El neoliberalismo criollo sigue considerndo que el “mercado” asigna los recursos de manera óptima, cuando las cartas están a la vista hasta en los grandes centros capitalistas en los que la producción de armas, drogas, son las actividadees más rentables.

Para generar fuentes de trabajo y productos esenciales se requiere inversión pública para viviendas dignas, subsidios a alimentos básicos, transporte popular, servicios de educación, salud.

Sin embargo gran Banca, latifundios, grandes capitales son los beneficiados2 y el prespuesto público se utiliza para servir a grandes empresas extranjeras3, asumiendo deudas e intereses cuyos costos recaen en definitiva sobre las billeteras de la población.

Mientras el gobierno dice que de la pandemia salimos juntos.

GOTITAS DE ECONOMÍA

  • Los datos del INE registraban en febrero, antes del corona virus en Uruguay una tasa de empleo de 56.4%. En 2019 fue de 57.2%. La demanda de fuerza de trabajo continúa en caída libre. La desocupación se contabilizó en 10.5%.

  • El índice de volumen físico de la industria a febrero del 2020 descendió 1.5% respecto a 2019, continuando su tendencia recesiva.

  • Las expectativas de los consultores del BCU, que reflejan habitualmente la visión oficial predicen en promedio un déficit fiscal del 6.6% para finales del 2020.

  • Se cumplieron 31 años del fallecimiento de Raúl Sendic. Sus banderas de lucha contra el latifundio, extranjerización de la tierra y de oposición a las zonas francas, continúan más vigentes que nunca. Desde su muerte se han extendido los latifundios y multiplicado las zonas francas.

  • El Ministro de economía argentino Martin Guzman solicita un período de gracia hasta 2023 y quitas para la deuda emitida en el gobierno Macri, bajo legislación extranjera.

  • El PBI de Estados Unidos descendió casi un 4.8 % el primer trimestre de 2020.

  • Salud a la lucha de los trabajadores en un nuevo primero de Mayo.

Frases de la quincena. “Si hubieramos destinado la mitad del presupuesto militar de los últimos 10 años a salud todo estaría mejor”. “ El cambio climático, la desigualdad de ingresos, la extracción de especies en extinción son solo síntomas de un sistema global deficiente” John Perkins arrepentido de sus acciones al frente de grandes transnacionales. Tomado del reportaje realizado por Correa en rt news.

1No existe ninguna correlación entre la magnitud de exoneracioes de impuestos y vólumen de inversión productiva.

2Obviamente aquellos que estaban dispuestos a invertir pagando impuestos, van a exigir exoneraciones.

3Y hay quienes dicen que se termiaron las ideologías.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.