EL DESEMPLEO Y LOS VERSOS.

EL DESEMPLEO Y LOS VERSOS.

Los datos de 2019, reiteran la tendencia a la disminución de la ocupación en Uruguay en los últimos cinco años.

La tasa de empleo que registra el INE, para el mes de noviembre fue de 57.2% claramente inferior a la de 2018 ubicada en 58.6%. El desempleo hasta para los oficialistas datos oficiales supera el 9% y el número de trabajadores en seguro de paro fue de 40108 trabajadores, cifra que supera en 3865 a la vigente un año atrás. Curiosamente se contabilizan como empleados.

La continuidad de políticas de apertura sin restricciones a todo tipo de capitales foráneos, comercio exterior, finanzas está en la raíz de la disminución de la demanda laboral.

La venta de tierras a grandes empresas forestales y cerealeras, ha acentuado monocultivos y latifundios en el agro provocando emigración creciente de trabajadores desde el campo a las ciudades, el incremento de la presencia de grandes grupos económicos internacionales en la industria, comercio, servicios ha agudizado la concentración de mercados con el consiguiente desplazamiento de pequeña producción.

La mayor concentración de riquezas generada en estos procesos limita la demanda interna, el ingreso de capitales especulativos ha generado inflación en dólares quitando competitividad a las exportaciones y al turismo.

La versión oficialista de todos los colores pretende profundizar las mismas estrategias y para justificar la continuidad de las políticas que han conducido a estos resultados culpa a los salarios, preparando una mayor embestida contra el poder de compra de los trabajadores.

Los datos sin embargo son contundentes. El salario real durante 2019 permaneció estancado hasta para las cifras oficiales, mientras aumento el grado de explotación contra los asalariados. En la industria el índice de horas trabajadas cayó 5.3% con un descenso de 1.2% del volumen físico en el año. Es decir que aumentó la denominada productividad del trabajo ya que incrementó el volumen físico producido por cada hora de trabajo continuando una tendencia de los último años en que se redujeron 15% las horas trabajadas sin disminuir la producción.

Hasta las teorías más contrarias a los intereses de los trabajadores admiten que los salarios deberían crecer por lo menos en proporción a la denominada productividad del trabajo, que en el caso oriental de los últimos cinco años, creció notoriamente por encima de los salarios reales.i

Sin embargo la magnitud de la deuda pública y el temor de los acreedores determina que los adictos locales de los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo pretendan instrumentar un nuevo “ajuste fiscal” contra los trabajadores y el pueblo en general. En este caso sus argumentos y propuestas dejan a los teóricos clásicos y neo clásicos defensores del capital, como izquierdistas.

En este escenario la disminución de gastos y menor empleo público, el descenso que generará en la demanda interna, sumados a la ya grave situación actual del mercado laboral implicará cerrar aun más las oportunidades de trabajo de los jóvenes.

El 6 de enero se realizó un clásico en el hipódromo de Maroñas. El nombre del caballo ganador es Ajuste fiscal. Toda una metáfora del futuro que le espera a la economía local.

Otra perla “de moda” para atraer capitales del exterior es la denominada reforma estructural que pretende elevar la edad jubilatoria. También en este caso sus propulsores “olvidan” los aumentos de la productividad del trabajo que incrementan la cantidad de bienes y servicios y por lo tanto la capacidad de la sociedad para reducir el tiempo de trabajo aunque aumente la expectativa de vida. Tampoco analizan la expectativa de vida por sector social, ni los efectos sobre el empleo juvenil y menos aún realizan evaluaciones sobre los resultados sociales de las AFAPS.

Los escribas al servicio del Banco Mundial y del FMI se limitan a repetir los mandatos de los organismos internacionales. Los pueblos pagan las consecuencias.

GOTITAS DE ECONOMÍA.

  • Según los datos oficiales del INE, el IPC, durante 2019 se incrementó en 8.79%. El rubro alimentos y bebidas sin alcohol creció 14.2%. Todo indica que el precio de los bienes de consumo de los trabajadores creció bastante por encima de ese valor. Las pautas de ajuste salarial para la mayor parte de los Consejos de salarios rondaron el 7%.

  • El gobierno uruguayo continúa incrementando sus obligaciones financieras futuras, para servir a la posibilidad de la instalación de una segunda planta de pasta de celulosa en zona franca por parte de UPM. Obras portuarias, viaducto, sistema ferroviario para la empresa. El pueblo paga.

  • Medidas económicas del gobierno de China han llevado al descenso del precio de la carne en el mencionado país, impactando sobre los importadores. Informes de prensa señalan que un broker uruguayo en el país asiático declaró que el precio del producto cayó en un entorno de 1500 dólares la tonelada en el último mes. También indica que muchos importadores han tenido pérdidas y estima que se puede ver afectado el precio recibido por los exportadores uruguayos a ese país.

  • El Banco XCMG propiedad del mayor grupo de fabricación de maquinaria de construcción chino recibió la autorización del Banco central de Brasil para instalarse en este país con la previsión de iniciar sus operaciones en el primer trimestre de 2020. Será el primer Banco industrial del país asiático en el exterior.

  • El precio mundial de la pasta de celulosa ha descendido desde un entorno de 1000 euros a 850 en 2019 respecto a 2018.

  • El precio del petróleo Brent coquetea próximo a los 70 dólares el barril impulsado por la agudización de los conflictos en medio oriente y Libia. Las cotizaciones de productos primos en los sube y baja de la especulación financiera.

iLos datos de la industria indican que la productividad del trabajo incrementó aproximadamente 20% mientras los salarios reales apenas crecieron 8%. El PBI registra un aumento acumulado que ronda el 7% desde 2015 a la actualidad con fuerte descenso de la fuerza de trabajo utilizada.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.