EQUILIBRIOS Y NECESIDADES VITALES

Es imprescindible un shock de inversión pública en Uruguay. Con el foco puesto en el empleo, necesidades sociales y producción.

El número de trabajadores en seguro de paro creció en enero y se aproxima a los 50.000 trabajadores. La zafra turística agoniza. La construcción de la segunda planta de pasta de celulosa por parte de UPM y obras conexas, tienen plazo de finalización, los jornales solidarios terminan en marzo.

Además, los fuegos artificiales que prometen grandes inversiones privadas tienden a apagarse.

En este panorama, la ley de presupuesto vigente prevee un descenso de las inversiones públicas. La coalición multicolor proyecta una reducción de las inversiones del gobierno central desde el 1.2% a 1% del PBI y de las empresas públicas desde el 1% al 0.8%, entre 2022 y 2024.

El camino debería ser el inverso, considerando la magnitud del desempleo, sub empleo y seguros de paro y las carencias de la población en sus posibilidades de acceder a alimentación, vivienda, educación, deporte adecuados. Y las deudas de trabajadores y jubilados crecen.

Construcción, pesca, producción de frutas, hortalizas, son rubros que generan importantes fuentes de empleo. Planes de vivienda popular, pesca artesanal, frigoríficos estatales o municipales en zonas del interior del país, entre otros deberían ser objeto de destinos de inversiones del sector público.

Y no me vengan con la historieta de los recursos escasos. Los malla oro han recibido demasiados premios y pareceria que es hora que aporten acorde a su riqueza con destino a los ingresos del Estado.

Un país con la cantidad de zonas francas que tiene Uruguay, con la existencia de todo tipo de incentivos a los grandes capitales, con impunidad para la especulación financiera, en el que los grandes exportadores reciben subsidios dentro de un envase de devoluciones de impuestos, en momentos de excelentes precios internacionales de productos primos tiene fuentes de sobra para obtener recursos para financiar obras e inversiones públicas.

Por si fuera poco, el director de la OPP, acaba de decir que las empresas públicas ganaron 325 millones de dólares en 2021. Obviamente los beneficios han salido de la reducción de personal, descenso de salarios, baja en la calidad de los servicios y tarifazos. Allí tambien habia recursos para incrementar la inversión en los entes, mejorando la calidad de sus prestaciones.

En estos escenarios, descienden salarios reales y jubilaciones, mientras la conducción económica canta loas a los equilibrios financieros – aunque crece enormemente la deuda pública- e impone reglas fiscales para pagar mejor a los acreedores.

El mayor desequilibrio es el que viven los bolsillos de trabajadores y jubilados.

GOTITAS DE ECONOMIA.

  • El PBI en Uruguay durante 2020, descendió aproximadamente 6% según datos oficiales. El Ministerio de Economía estima en su versión más optimista que en 2021, crecería 4.5%. En su extraña interpretación el país creció superando las cifras previas a la pandemia (?) y el gráfico dibuja una V (que no se donde la ve). Hablando de letras, el diseño de la evolución de la economía más bien se parece a una K. La línea ascendente refleja la situación de los malla oro. La descendente la de los trabajadores.
  • Desde el mundo paralelo del Ministerio de Economía, con cifras inéditas de dudosa veracidad, comparaciones arbitrarias, se nos informa que descendió la pobreza. ¿Las encuestas abarcarán a la enorme cantidad de ciudadanos que viven en las calles o en viviendas inhabitables?
  • La agencia calificadora Fitch, mejoró levemente en su último informe su evaluación sobre las perspectivas de Uruguay. Uno de los argumentos centrales es el descenso de los salarios reales. A los acreedores de la deuda pública les interesa cobrar y para ellos la reducción de la calidad de los trabajadores es una buena noticia.
  • La industria en Argentina creció 15.8% durante 2021, después de tres años de descenso. Las ramas de mayor impulso fueron prendas de vestir, cuero y calzado con 57%, automotriz 50%, maquinarias y equipos 36.4%. La construcción también tuvo recuperación del 30.8%.
  • El presidente mexicano Lopez Obrador anunció la futura creación de una empresa pública para la explotación del litio, material que se utiliza en diversas aplicaciones.
  • El gasoducto Nord stream 2 pasa por el Baltico y permitiría abastecer de gas ruso a Alemania sin pasar por Ucrania. Estados Unidos difunde noticias sobre posible invasion rusa a Ucrania. Estos informes evitan el acceso del gas ruso a Europa occidental en momentos en que sube el precio del producto.
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.

A %d blogueros les gusta esto: