INFLACIóN, PRECIOS E íNDICES.

Segunda quincena marzo.

INFLACIóN, PRECIOS E íNDICES.

El índice de precios al consumo (IPC) es una forma de medir la evolución del promedio de precios. En particular los datos del INE indican que aumentó más de un 4% en los dos primeros meses del 2016 .

En los últimos períodos han crecido especialmente los precios de productos muy sensibles para el bolsillo popular como alimentos, vivienda, transporte, por lo cual el promedio es poco representativo del impacto real sobre el grueso de la población. Tampoco son descartables “toqueteos políticos” de las cifras que generalmente son menores a la percepción de la gente. El índice tampoco registra el descenso de calidad de muchas mercancías.

Es decir qué una cosa son los precios y otra el indicador de su evolución, de manera similar a la diferencia entre la fiebre como hecho físico que provoca el incremento de la temperatura y su registro mediante los grados que marca un termómetro.

Los aumentos de precios constituyen un síntoma de la inflación que se miden bien, regular o mal mediante el denominado índice de precios al consumo (IPC). La inflación se manifiesta en el terreno monetario, pero sus raíces se vinculan con los conflictos y lucha de clases y grupos sociales por la distribución del ingreso y la riqueza.

Las estrategias e instrumentos utilizados por sectores capitalistas para incrementar sus ganancias provocan efectos sobre costos, oferta, demanda de las mercancías que pueden traducirse en una espiral de precios.

Por ejemplo, en momentos de descenso de precios internacionales, los exportadores incrementan sus presiones sobre el precio del dólar, cuyo aumento eleva sus ingresos, pero también los costos y precios de productos importados. Las tasas de interés que cobran los bancos por sus préstamos, el valor que logren los propietarios por el arrendamiento de sus tierras, las ganancias de comerciantes e intermediarios, el grado de concentración de mercados en cada cadena productiva, son factores que inciden sobre la formación de precios.

Sobre todo esto se superpone el rol del sector público sus políticas de tarifas, tributos, gastos emisión de dinero pautando la multiplicidad de elementos que golpean sobre la producción, la oferta, los costos la demanda y por ende sobre los precios.

Si la inflación fuera simplemente desvalorización del dinero como suponen los monetaristas los precios aumentarían todos en proporciones similares. El confundir los síntomas con la raíz del problema y los factores estructurales que lo provocan implica una visión superficial que conduce a políticas económicas de corto plazo e que suelen tener efectos indeseables a la larga sobre la producción y la calidad de vida de la gente.

La política que aplica el gobierno oriental es fiel a la más pura ortodoxia monetarista y por ende a las recetas del FMI. Se limita a atacar los síntomas procurando valorizar el peso. Es así que disminuye la emisión monetaria y el créditoi, aumenta encajes bancarios y las tasas de interés que paga por los préstamos que recibe en pesos del sistema financiero para reducir la presión sobre el dólarii

En el marco de reducción de las ventas, aumento de morosidad y dificultades financieras las consecuencias serán de mayor recesión, menor recaudación fiscal y más allá de una provisoria contención de corto plazo del precio del dólar, posteriormente se acentuaran las contradicciones y los precios volverán a crecer sobre una base de menor producción.

 

GOTITAS DE ECONOMIA

  • Venció el plazo de Aratirí para continuar su proyecto de explotación minera a cielo abierto en Valentines. El descenso de los precios internacionales del hierro quitó rentabilidad y evitó la instalación de otro enclave exportador, que hubiera implicado mayor destrucción ambiental a cambio de ganancias para grandes capitales foráneos.

  • Los datos del instituto semi oficial Uruguay xxi, registran que en los dos primeros meses del 2016, los ingresos por exportaciones desde Uruguay se redujeron 9.8% respecto al año previo. El de las importaciones cayó algo más de 30%.

  • El Banco Central uruguayo continúa vendiendo reservas para evitar mayores aumentos de la divisa verde. A mediados de marzo las reservas sin contrapartida son poco más de 3500 millones de dólares.

  • La tasa de empleo es el cociente entre los clasificados como ocupados con las personas en edad laboral mayor a 13 años. El INE la calcula en 58.8% para enero 2016. En el mismo mes de 2015 era de 59.5% y en 2014 60.5%.

  • El PBI de Brasil, descendió 3.8% en 2015, el peor resultado de los últimos 25 años.

  • El Banco Central Europeo anuncia que mantendrá tipos de interés cercanos a cero hasta 2017. Mientras en el sur promueven políticas de contracción monetaria en el norte expanden la emisión de dinero para aumentar la demanda interna y fortalecer el mercado.

 

i De este modo se esteriliza dinero local y se lo quita del mercado. Esto también provocó aumento de la oferta de dólares disminuyendo su precio.

ii Incentivando la venta de dólares para prestarle pesos al Estado.

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.