Junio 2014.

LA ECONOMIA DE A PIE.

LA NOTICIA COMENTADA.

En el corriente mes se difundieron diversos datos económicos de interés. Uno de los que consideramos más trascendentes se refiere a la inversión extranjera directa (IED) en el 2013. Según cifras oficiales llegó a 2796 millones de dólares manteniendo guarismos muy elevados para la historia del Uruguay.

La versión oficial pretende justificar la estrategia de atracción de grandes capitales foráneos con el argumento del supuesto empleo generado, aunque el mito sobre las bondades de la IED comienza a ser cuestionado hasta por organismos históricamente poco críticos al respecto. Los datos sobre América latina difundidos por la CEPAL, en un informe de su secretaria ejecutiva, la mexicana Alicia Bárcenas, señala que las utilidades de las empresas extranjeras en la región en los últimos cuatro años llegaron a 439 mil millones de dólares, aumentando los riesgos financieros en la zona. Como contrapartida menciona que solo 5 de cada 100 nuevos empleos en la región fueron creados por estas inversiones.

Si contabilizáramos la destrucción de empleos, que se generan por desplazamiento de competidores o de otras actividades, el saldo posiblemente sería negativo.

La tónica de la República oriental en el marco de continuidad de políticas al servicio de grandes capitales, se reafirma con el permiso otorgado hace pocos días a la empresa de celulosa Montes del Plata para iniciar su producción en zona franca. El fomento a los monocultivos forestales, extranjerización de tierras, daño ambiental, pérdida de capacidad de decisión nacional sobre los recursos del país son algunos de los tantos costos de estos procesos.

La magnitud de las concesiones del Estado a este emprendimiento excede el marco de esta nota. Exoneraciones fiscales, subsidios abiertos y encubiertos, subordinación de la construcción de obras de infraestructura a los intereses privados, forman parte del menú.

Terminada la fase de construcción de la planta, la realidad quedará al desnudo. La sustitución de tambos, huertas, establecimientos ganaderos por eucalipto, a la larga, tendrá efectos negativos sobre la ocupación. Los productos desplazados generan mayor empleo no solo en el agro sino esencialmente en las cadenas de producción derivadas. El aporte fiscal es prácticamente nulo y los gastos generados al estado son cuantiosos.

Otra apuesta a la contaminación de agua, destrucción de naturaleza y entrega de soberanía. El saldo será en rojo para el país.

GOTITAS DE ECONOMIA

  • El índice de precios al consumo (IPC) que elabora mensualmente el Instituto Nacional de Estadísticas (INE ) creció un 0,32% en mayo del 2004, llegando en los primeros meses del 2014, a superar el 5% de aumento. La pauta de crecimiento de los precios sobre la que se calculó el ajuste de salarios se alcanza ya en la mitad del año, hasta para los cuestionables guarismos que elabora el ente oficial.

  • La tasa de desempleo según el INE fue del 6,8% en abril de 2014. Desde el 2006, se cambió el criterio estadístico y los trabajadores en seguro de paro pasaron a contabilizarse como ocupados, lo que oscurece las comparaciones. El seguro de paro llegó en el 2013 a 35352 trabadores.

  • Un reciente informe realizado por G. Budiño, F.Esponda y A. Vigorito, investigadores del Instituto de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas, denominado Desigualdad y altos ingresos en Uruguay, tomando como fuente de datos a la DGI y BPS, revela rangos de desigualdad en los ingresos muy lejanos al optimismo que difunde habitualmente el INE. El 1% más rico de la población tiene ingresos similares al 50% más pobre. Algo así como si en la parrillada del barrio, uno de los participantes comiera por una cantidad equivalente a 50.

  • Oferta de ganado y frigoríficos se encuentran en un tira y afloje por los precios en un marco de incremento de poder negociador por parte de los establecimientos industrializadores en manos de grandes capitales brasileros. Asociaciones rurales históricamente defensoras del “libre mercado” comienzan a pedir ayuda al Estado. El lobo que quiere impunidad frente a los corderos, pide protección frente al tigre

  • El ritmo de expansión de la economía de Brasil continúa descendiendo en el primer trimestre del 2014. De acuerdo a las cifras oficiales el incremento del PBI respecto al mismo período del año anterior ronda el 1.9% y en la comparación con el último trimestre del 2013, un 0.2%. Quizás repercuta negativamente sobre las exportaciones de alimentos que Uruguay realiza al país norteño. La esperanza es que ello aumente la oferta interna y se atenué la presión sobre los aumentos de precio.

  • Europa, desciende la tasa de interés de referencia para su moneda. Ello implica un posible camino de devaluación del euro frente al dólar y demás divisas. En lo que atañe a sus efectos sobre la economía del Uruguay, uno de los más notorios sería que las exportaciones de Uruguay a Europa tenderán a recibir a futuro una cantidad menor de dólares por unidad vendida a esa región.

Anuncios