LA REGIÓN Y EL TIPO DE CAMBIO.

Segunda quincena enero 2018.

LA REGIÓN Y EL TIPO DE CAMBIO.

Desde el 2016, el cono sur de América latina reitera la apuesta económica neoliberal y el retraso del tipo de cambio como mecanismos central de “combate a la inflación”.

El discurso confunde evolución de IPC con inflación. Olvida errores y horrores de los cálculos oficiales de la evolución de precios y supone que los síntomas son la enfermedad. Algo así como confundir los registros del termómetro con las causas de la fiebre. Y lo que es más grave creer que basta con bajar la fiebre para recobrar la salud.

En particular los países platenses acentuaron el radicalismo “monetarista”. El ingreso de capitales especulativos se convirtió en clave para evitar aumentos del dólar que opera como ancla de otros precios.

El ritmo de incrementos del IPC se atenúo en Uruguay y el gobierno exhibe el logro. Paralelamente oculta los incrementos de la deuda pública, el retraso del tipo de cambio y demás debilidades costos y riesgos de su estrategia. En Argentina la magnitud de los ajustes de tarifas, opacó los efectos del retraso del tipo de cambio sobre el IPC.

La emisión de títulos de deuda pública en moneda local es constante quitando pesos del mercado para evitar que se destinen a la compra de dólares. Los elevados intereses medidos en moneda extranjera constituyen el premio para atraer capitales especulativos del exterior. El aumento de la oferta de divisas tiende a estabilizar su cotización a la par que garantiza en lo inmediato la rentabilidad de la operativa. Grandes banqueros e importadores son los beneficiados. El pueblo termina pagando el festín.

En las fases de buenos precios internacionales para los productos exportables la “marea alta” oculta las piedras. El auge importador que provoca el dólar relativamente barato y la expansión del crédito interno incentivan el comercio y la apariencia es positiva. La fragilidad de la memoria y la prensa adicta colaboran al espejismo.

Pero a la larga los límites de la estrategia invaden el escenario rioplatense.

  • El costo de la deuda pública y sus intereses infla gastos del Estado y exige “ajustes” que recaen sobre sectores populares en crecientes dificultades.

  • La apertura comercial extrema y el subsidio que implica el retraso del tipo de cambio para las importaciones constituyen competencia letal para sectores productivos locales que se transforman en comerciales o reducen actividades eliminando fuentes de trabajo.

  • En el caso argentino se amplían los déficit del balance comercial. En Uruguay el clima, los ciclos ganaderos, la cosecha excepcional de soja en 2017 y el contexto regional han postergado problemas.

  • Pasados los momentos de precios de exportación excepcionalmente elevados los beneficios fiscales otorgadas a grandes exportadoresi no alcanzan a satisfacer la rentabilidad de diversas cadenas productivas de base agropecuaria. En estos escenarios se agudizan las contradicciones en torno al precio de la moneda extranjera.

En Uruguay el aumento de 4000 millones dólares en la deuda pública en un solo añoii, el cierre de empresas productivas, incremento de capacidad ociosa industrial, aumento del desempleo, endeudamiento privado, morosidad, desequilibrios fiscales, desnudan contradicciones.

Las Asociaciones rurales presionan en torno a una devaluación que ya en el caso argentino se insinúa mediante una tibia rebaja en las tasas de interés que empujan- por ahora levemente- al alza la cotización del dólar.iii

Los representantes del FMI estiman el “atraso cambiario en rangos que van del 10 al 25%iv. Una devaluación fuerte en Argentina tornaría inviable la “nueva tablita disfrazada” oriental.

Mientras tanto la conducción económica continua tocando el bombo.

GOTITAS DE ECONOMÍA

  • La larga lista de empresas con graves dificultades financieras, en concurso de acreedores o que cierran en los últimos añosv continúa creciendo en Uruguay. Se agrega PILI de Paysandú, Fuerte endeudamiento con el sistema financiero y disminución de remitentes jaquean la empresa. Sus dificultades repercuten sobre los trabajadores y tamberos de la zona que alegan falta de liquidez.

  • El IPC oficial en Uruguay creció 6.7% en 2017. Maravillas de la contabilidad del INE.

  • Las importaciones de bienes denominados suntuarios por Aduana crecieron 26.2% en 2017 respecto al 2016 según datos de Uruguay XXI. El rubro incluye joyería, aeronaves, yates, relojes lujosos. Mientras el pueblo hace gambetas para llegar a fin de mes. ¿ Equidad ?

  • El INDEC argentino registró un incremento del índice de precios de 24.8% durante el pasado año. Los datos oficiales se ubican por encima de la meta del 17% proyectada por la conducción económica del citado país. El denominado IPC Congreso ubican las subas de precios en un 40.3%.

  • Luego de 13 meses de incrementos las tasas de interés de referencia en Argentina descendieron desde 28.75% a 28%. Menos de lo que suponían los “mercados”. Más de lo que quería el presiente del Banco Central argentino Sturzenegger. Las contradicciones llegan al seno del gobierno.

  • El mencionado incremento en las tasas de interés en Argentina y la elevación de la meta de aumentos de precios para 2018 empujaron leves alzas del dólar de un entorno de 18 a 19 pesos por dólar. Menos de lo que estima necesario el FMI para corregir el “atraso cambiario” y mucho menos de lo exigido por las asociaciones rurales.

  • Acciones de la empresa UBER fueron compradas por un Consorcio inversor liderado por el conglomerado japonés Soft Bank. Las empresas cambian de manos con velocidad de vértigo. Los casinos financieros a full.

i Devoluciones o reducción de impuestos, declaraciones de interés nacional, zonas francas etc.

ii De un entorno de 33000 millones de dólares a 37000 entre el tercer trimestre de 2016 al mismo lapso de 2017. Sin contabilizar intereses.

iii El dólar pasó de $ 17.6 a comienzos de diciembre a un rango entre $18.5 y 19 a finales del año.

iv Infobae, recoge un reciente informe del FMI que destaca que el peso argentino está supervalorado respecto a una canasta de bienes en Estados Unidos en un rango del 20%.

v Ya hemos ido mencionando en diversos artículos. Pero podemos recordar a AlasU, Greenfrozen, Fripur, Fanapel, Molino Dolores,

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.