LOS SALARIOS Y LA LIEBRE

Los datos oficiales del INE, registran que el poder de compra de los salarios, descendió durante 2020 y 2021.

El índice promedio de 2019 cuyo guarismo se ubicó aproximadamente en 140, cayó respectivamente a 138 y 136 los años siguientes. La involución abarcó tanto a trabajadores públicos como privados.

La trayectoria de salarios y precios en lo que corre de 2022, auguran una nueva reducción o con “viento a favor” un empate, que consolidaría el retroceso de los ingresos de los trabajadores. El rango meta del índice de precios al consumo proyectado teóricamente por la conducción económica para todo el año en curso ya fue superado en los primeros seis meses.

Además los productos de consumo generalizado aumentaron por encima del promedio que registra el IPC. Alimentos, vivienda, transporte, son algunos de los rubros de mayores incrementos por lo cual el descenso del poder de compra de los salarios supera los indicadores.

Las perspectivas tampoco son halagüeñas para 2023. La política salarial de realizar los “ajustes” tomando como base la “inflación futura”, genera una ilusión de recuperación, de difícil concreción.  Me resulta prácticamente imposible recordar algun año que los aumentos de precios fueran inferiores a las previsiones.

Para el año próximo el gobierno proyecta incrementos del IPC menores que el 5%. En consecuencia y aún sumando los correctivos prometidos, la carrera de precios contra salarios tiene un claro favorito.[i]

Los acuerdos que establecen una compensación por la diferencia, son válidos, pero implican que los salarios siempre corren de atrás.

Aún en el caso de que los salarios retornen a los níveles previos al denominado “período puente”, las ganancias derivadas de la mayor productividad de los trabajadores y del descenso de sus ingresos en los años precedentes, ya fue a engrosar las cuentas bancarias de grandes especuladores financieros, complejos exportadores, oligopolios. La transferencia desde la billletera de los asalariados es un dato de la realidad.

Por otra parte los datos sobre empleo no avalan promesas gubernamentales respecto a que los descensos de salarios incentivarían la ocupación. Las oficialistas tasas de empleo que publca el INE ni siquiera llegan al promedio histórico del 57%. Además hay un nível muy elevado de trabajadores  en seguro de paro – más de 45.000- que se contabilizan como empleados.

Los hechos no dejan lugar a dudas sobre la estrategia de los sectores dominantes y del gobierno. Sus objetivos  apuntan a transformar la estructura de distribución de los ingresos en favor de los “malla oro” y contra los trabajadores.

La ideología del Consenso de Washington, FMI, Banco Mundial al servicio de los grandes acreedores de deuda pública y corporaciones transnacionales que sustenta las políticas económicas vigentes en Uruguay ha reiterado en toda América latina resultados nefastos para los pueblos. La experiencia de los Macri, Piñera, Duque, Bolsonaro, Abdo y “ainda mais” parece suficiente.

GOTITAS DE ECONOMIA.

  • El reciente último informe del BCU registra que la deuda pública de Uruguay alcanzó un guarismo de 45069 millones de dólares para el primer trimestre del año en curso.  En el mismo período de 2021 fue de 39424 y en 2020 de 35985. El nuevo gobierno agregó la friolera de 10.000 millones.
  • Del calendario de pagos publicado por la institución mencionada, se deduce que los intereses pagados y a pagar se aproximan a los 2000 millones de dólares durante el año 2022.
  • El BCU, contnúa elevando tasas de interés de referencia incrementadas desde 9.25% a 9.75%. Más rentabilidad para la “patria financiera”. Más costos para los créditos, más gastos para el sector público.
  • La confidencialidad es la norma de los acuerdos entre el Estado uruguayo y grandes consorcios privados generalmente extranjeros. Es increíble que el pueblo no pueda enterarse de compromisos que asume el gobierno en su nombre. Transparencia me dijiste?
  • El gobierno de Lacalle Pou, montó un espectáculo meiático, con posibles conversaciones sobre un tratado de libre comercio con China. Por ahora, una caja vacía.
  • La agencia Xinhua informa que Argentina presentó informes sobre oportunidades de negocios con China. Procurando ampliar y agregar valor a la matriz exportadora con ese pais.
  • El acuerdo de refinanciación de la deuda de Argentina con el FMI, acota claramente las posibilidades de uso de los recursos estatales del vecino país. Las políticas del organismo priorizan a los acreedores por sobre todas las consideraciones.
  • Bolivia anuncia diferentes proyectos de industrialización. Diesel de palma africana, de litio, de plantas de fertilizantes.
  • Los aumentos de precios anualizados en Estados Unidos, baten récord. Se están ubicando en un entorno de 9%.

[i] Es muy probable además que en los ajustes se descuenten los denominados adelantos para ingresos de trabajadores y pasividades a realizar en agosto de 2022.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.

A %d blogueros les gusta esto: