MOTOSIERRAS EN ACECHO

Primera quincena de febrero 2020.

MOTOSIERRAS EN ACECHO.

La superficialidad de análisis y propuestas está de moda.

A todos nos agradan las soluciones fáciles y esto incentiva la difusión de soluciones “mágicas” para todos los problemas del país incluyendo los económicos. La prensa oligopólica colabora con la mitología.

El recorte de gastos públicos se presenta como la panacea para reducir el déficit y generar una fase de crecimiento económico. No se especifica demasiado adonde se aplicarán las moto sierras. Cuando brindan ejemplos, se refieren a gastos menores que en lo global no mueven la aguja.

En su raíz, el grueso de los déficit son consecuencia de renuncias fiscales en favor de grandes capitales del exterior, devoluciones de impuestos y transferencias en beneficio de empresas lucrativas de todo tipo, incluyendo ámbitos que van desde la producción hasta servicios como salud y educación.

Una cuota creciente de los gastos se refieren a interesesi de deuda pública vinculada en sus saltos a rescates a grandes Bancos y capitales, inflada luego por su propia dinámica de bola de nieve que van generando los propios intereses y por el costo de la especulación incentivada por el Banco Central para atraer dólares “golondrina”ii desde el exterior.

Una mención especial merecen los entes del Estado, que más allá de mala gestión, subsidian al gran capital. Rebajas a grandes consumidores, compra de energía a privados por parte de UTE a precios superiores al mercado, préstamos preferenciales del BROU, costos de OSE consecuencia de la impunidad ambiental otorgada a los capitales, entre otras perlas que configuran un largo collar.

A todo esto se agregan los costos futuros de las obras en curso en el sistema ferroviario reformas portuarias, viaductos y más a favor de UPM.

Las intenciones del gobierno multicolor que se avecina no parece que vayan a utilizar sus moto sierras para eliminar privilegios al gran capital. Por el contrario.

La publicidad destaca los déficit en seguridad social, y la necesidad de elevar la edad jubilatoria. Lo que no recuerdan es la progresiva reducción de aportes patronales durante los últimos cincuenta años -supuestamente para incrementar el empleo- pasando desde el 25% al 14% y posteriormente al actual 7.5% siendo sustituidos por impuestos sobre el consumo.

Tampoco los reformadores mencionan el costo de los sistemas de AFAP cuestionados hasta por la OIT.

En lo demás todo indica que servicios en salud, niñez, educación, transporte popular, vivienda, salarios públicosiii continuarán siendo los postergados e incluso reducidos.

Un factor a considerar es que la estructura de recaudación actual descansa en cerca de un 80% en tributos que recaen sobre el consumo, los salarios, pasividades o tarifas de entes del Estado. La reducción del gasto público disminuirá necesariamente el consumo interno y por lo tanto la recaudación del Estado por estos conceptos.

Todo esto en el marco de promesas de mayores gastos en seguridad, justicia, servicios en el interior del país y reducción drástica de déficit fiscales, combustibles y otras tarifas.

Parece difícil hasta para Harry Potter.

GOTITAS DE ECONOMIA

  • La empresa Aratirí a la que se le otorgaron todo tipo de facilidades para intentar explotar el hierro de Valentines, lleva adelante un curioso juicio en el exterior contra el Estado uruguayo por 3500 millones de dólares. Consecuencia de tratados económicos lesivos para la soberanía del país. Por allí anda Alfie el futuro director de la OPP supuestamente como técnico al servicio de los demandantes. El gobierno que asumirá en marzo lo respalda. Si así empezamos. Me viene a la cabeza la letra de una canción “la patria te dijeron y te dijeron mal”.

  • El capítulo 4 del borrador del proyecto de ley de urgente consideración plantea la desmonopolización de actividades en el sector de hidrocarburos. La “competencia” puede convertirse en un paso a la privatización o hasta eliminación de ANCAP. Las estrategias de grandes grupos transnacionales muestran en la historia que pueden estar dispuestos a asumir pérdidas para eliminar competidores. No parece bueno para ningún país llevar a esos niveles la dependencia externa.

  • Entre el 20 y el 24 de enero el gobierno vigente emitió una licitación especial de notas del tesoro y canje de títulos públicos, por un monto cercano a los 1000 millones de dólares. Además el BCU difundió como todas las semanas un cronograma de emisión de deuda entre el 27 y 31 de enero que ronda los 350 millones de dólares con plazos que van desde 25 días a 1 año. Se siguen sumando obligaciones futuras e intereses de deuda para evitar que la especulación financiera se vaya al dólar.

  • Las obras de dragado vinculadas a la concesión del muelle Mántaras por 50 años a UPM, se realizan esencialmente por parte de empresas extranjeras que ni siquiera contratan trabajadores uruguayos en la proporción exigida por las leyes del país. El empleo local de UPM 2 no se ve. Mientras tanto el Estado uruguayo gasta y asume obligaciones al servicio de la empresa.

  • El 31 de enero el Reino Unido dejó de participar con voto en los organismos de la Unión europea. El proceso de desconexión avanza.

  • La reforma de la seguridad social en Francia, continúa generando multitudinarias protestas sociales.

iRondan el 3.3% del PBI y ya posiblemente superen el 10% del gasto público

iiAsí llamados históricamente en el país, por que luego se vuelan.

iiiApenas se ubican en un entorno de 17% del gasto del gobierno central.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.