RENUNCIAS FISCALES, PRIVATIZACIONES Y DEUDA PUBLICA

Informe primera quincena diciembre 2014.

La noticia comentada.

RENUNCIAS FISCALES, PRIVATIZACIONES Y DEUDA PUBLICA

Las cifras oficiales sobre la deuda pública (que directamente o indirectamente recae sobre el bolsillo de todos los uruguayos) indican que en el segundo semestre de 2014 (último dato disponible), su magnitud se aproxima a los 35.000 millones de dólares.

Para intentar “bajar a tierra” la cifra (perdón por lo reiterativo para los que han escuchado alguna de nuestras charlas al respecto), podemos expresar que cada familia uruguaya además de sus deudas particulares, tiene un promedio de 35.000 dólares, por deuda pública, cuyos intereses paga mediante impuestos, mientras su volumen se va tirando hacia adelante y crece.

La gravedad de la situación surge de los números, pero el tema es aún más complicado, debido a que grandes empresas localizadas en el territorio se encuentran en zonas francas y por lo tanto no contribuyen prácticamente en nada a los ingresos del Estado, y/o gozan de privilegios o exoneraciones de todo tipo que les permiten evadir el pago de impuestos.i

En consecuencia el sistema tributario uruguayo se apoya esencialmente en los tributos que castigan el consumo y los salarios, mientras que el uso de los recursos del Estado se destina en gran medida a favorecer al gran capital.

Además existen por la vía de privatizaciones de futuros ingresos del Estado, obligaciones más o menos ocultas, que también pesan negativamente sobre las futuras finanzas del pueblo uruguayo.

Por ejemplo los ingresos por juegos de azar, tasa de aeropuerto o uso de carreteras, van a manos privadas. Recientemente se ha extendido el plazo de concesiones en el aeropuerto de Carrasco, sacrificando el potencial de recaudación futura del Estado uruguayo por unos pocos pesos.

Otra forma particular de deuda pública más o menos disfrazada, es la creación de obligaciones para entes públicos que significan gastos futuros.

El caso de Gas Sayago, es ilustrativo. Empresa de derecho privado, propiedad de UTE y ANCAP, contrató la construcciónii de una Terminal,iii de almacenamiento y transformación de gas frente a Punta Sayago contra el pago de un canon mensual. Un barco que incluye una especie de serpentín vuelve el gas licuado importado a su estado gaseoso, para ser utilizado como combustible, y transformarlo en energía, el país lo necesite o no, sea conveniente por su costo o no.

Además, como en tantos casos, surgen una serie de gastos laterales, que casi seguramente termine pagando también el pueblo oriental. En particular se requieren remolcadores para que ingresen los buques metaneros hasta la Terminal y crear en el río la profundidad necesaria para su ingreso al muelle de amarre.

Otra fuente de costos futuros y renuncia fiscal, son los acuerdos en muchos casos confidenciales con empresas vinculadas a la forestación, y fabricación de celulosa. El sector público uruguayo se compromete a proveerlas de energía, vías de comunicación, dragados de puertos, “baratos” y “ainda mais” mediante subsidios más o menos disfrazados generando gastos que paga el pueblo uruguayo.

Solamente a vía de ejemplo, podemos citar algunos aspectos del contrato realizado por el poder ejecutivo y el consorcio Stora Enso Arauco para la construcción de la fábrica de celulosa en la zona franca de Punta Pereira. En particular el Estado deberá compensar a la empresa por posibles transformaciones ulteriores que afecten negativamente las condiciones económicas del proyecto, además de comprometerse a declarar de interés forestal una cantidad de tierras suficiente para las necesidades de la empresa, con lo que ello implica de costos para el sector público y pérdida de futuros ingresos.

En suma, sucesivos gobiernos mediante sus conducciones económicas, continúan vendiendo el “rico patrimonio de los orientales al bajo precio de la necesidad”.

El ex y nuevo presidente Tabaré Vázquez y su ex y nuevo Ministro de Economía Danilo Astori, and Company saben cómo hacerlo. Y pueden volver a hacerlo.

GOTITAS DE ECONOMIA

  • Según datos del INE, los gastos por alquiler de vivienda en Uruguay pasaron de representar el 18% del ingreso de los hogares en 2006, al 22% en 2013. Súmale los gastos de alimentación, intereses y pagos de cuotas, vestimenta, transporte, salud, y saca cuentas cuanto queda.

  • Informaciones de prensa indican que PLUNA, vendería los aviones que todavía posee en 70 millones de dólares. La deuda según esas versiones es de 170 millones. Adivina adivinador, quien pagará la diferencia.

  • El crédito otorgado por los Bancos a las familias, pasó de representar el 17% del total de créditos, en el 2001, cayendo al 12 % en 2005 y ubicándose en el 35% para el 2014. Es decir que crece el crédito para consumo y por lo tanto las deudas de la gente.

  • La inversión en ciencia y tecnología representa el 0,1% del PBI. Se estima que lo mínimo, para avanzar sería de un 1%.

  • Es difícil, encontrar en el mundo ciudades con transporte urbano más caro y/o malo que el montevideano. Quien más quien menos, tienen participación estatal o municipal en la realización de los servicios, construye transporte subterráneos, utiliza trenes, o canales exclusivos para trolley. Montevideo no.

  • Página12 de Buenos Aires, informó de la denuncia judicial de la AFIP, contra el Banco HSBC por evasión fiscal y asociación ilícita para facilitar el ocultamiento de 4040 cuentas de argentinos creando una red de para estafar al fisco del país vecino, mediante la utilización de paraísos fiscales entre los que menciona “Panamá, Jersey, Suiza, Uruguay, Bahamas, Islas Vírgenes”

  • Una información del periódico El Comercio de Quito, del 26/XI/2014 indica que 484 familias esmeraldeñas afectadas por aspersión de glifosato entre 2000 y 2007 recibieron compensaciones económicas y que el proceso continuará hasta cubrir la totalidad de los “castigados” por fumigaciones realizadas por Colombia. En Uruguay se sigue diciendo que estos productos químicos utilizados por grandes emprendimientos agrícolas no afectan la salud.

  • China rebaja sus tasas de interés. Con eso debilitará su moneda (el yuan) mejorando la competitividad de sus productos en el resto del mundo.

i Entre otros argumentos, la contabilización de las zonas francas en el cálculo del producto quita consistencia a los que presentan la deuda pública, en porcentaje del PBI.

ii En principio Gas de France apareció como la contraparte. Posteriormente el tema entra en una especie de nebulosa, con la aparición de GDF Suez Energy Latin América Participaçoes Ltda, ignota empresa seleccionada por el estudio Posadas, Posadas, Vecino

iii En aspectos técnicos y de costos el tema fue tratado por William Yohai en diversas audiciones del programa Resonado en radio Fénix.

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.