SALARIO REAL. CANCIÓN PARA UNA MENTIRA

Segunda quincena abril 2017.

SALARIO REAL. CANCIÓN PARA UNA MENTIRA

El poder de compra de los salarios se mide mediante el denominado índice medio de salario real.

Aún a costa de ser reiterativo creo que no debemos confundir la realidad con sus imágenes. Cómo alguien ha dicho debemos diferenciar territorio y mapa. Cuando se pretende representar aspectos de la realidad económica mediante números es necesario ser todavía más cuidadososi. Especialmente si la calidad de esos números es discutible. Y en este caso lo es.

La capacidad de compra efectiva de los salarios depende en última instancia de la evolución del ingreso en dinero recibido por los trabajadores, de los impuestos directos pagados y de la evolución de los precios de los productos que consume habitualmente. El indicador más frecuente para medir su evolución es el índice medio de salario real. Su calidad depende de muchos factores.

Los datos oficiales registrados por el INE presentan muchas carencias. Las encuestas con que se recoge la información, el IPC (sobre el cual nos hemos referido en diversos artículos y gotitas de economía), el índice de salarios nominales que constituyen datos básicos para su construcción tienen fuertes limitaciones para cuantificar la capacidad de compra de los trabajadores. Y estoy seguro que la billetera de la mayor parte de los asalariados lo certifica.

La canasta de consumo global con la que se elabora el índice de precios al consumo es poco representativa de los precios de los bienes-salarioii. Particularmente con la política económica vigente que utiliza el dólar como ancla de otros precios. Productos normalmente ajenos a las compras de los trabajadores como los vuelos internacionales y autos cero kilómetro disminuyen el IPC. A esto se suma un difusión de los datos que toma como puntos de referencia el inicio y el final de los doce meses corridos y no el promedio con lo cual pesan demasiado distorsiones puntuales de precios muy aptas para maquillar datos.

El precio de la divisa verde que en marzo de 2016 rondaba los $32, fue descendiendo merced a la venta de dólares por parte del BCUiii, el incentivo a los especuladores para vender moneda extranjera y comprar títulos de deuda en pesos con muy elevados intereses internacionales medidas en dólares y restricciones de emisión monetaria, hasta llegar en julio a un entorno de $29. En consecuencia el ritmo de crecimiento de los precios se atenuó aunque con un elevado costo por pagos de intereses por parte del BCU.iv

Por su parte el índice de salarios nominales tiene sus propias carencias. El promedio incluye desde los elevados sueldos de gerentes o ministros hasta los asalariados que ganan el mínimo nacional. En consecuencia es poco representativo de la situación de la mayoría de los trabajadores.

Por si todo esto fuera poco la ley 17649 sobre recolección de datos dice que “Para la construcción del Indice medio de salarios nominales (IMSN) no se consideran los descuentos legales a cargo del trabajador (Contribución a la seguridad social, seguro de salud, fondo de reconversión laboral e impuestos a las retribuciones personales)” . El poder de compra de los asalariados sufre una quita que no es registrada por las estadísticas. En momentos que suben los impuestos a los trabajadores este rasgo distorsiona inflando la presentación de los datos.

En síntesis las cifras oficiales que miden el poder de compra de los salarios me recuerdan el título de una vieja letra folclórica argentina. Canción para una mentira.

GOTITAS DE ECONOMÍA

  • El IPC de marzo de 2017 según cifras del INE creció un 0.76 % respecto a febrero. En los tres primeros meses ya llega al 3.8% superando la cota mínima del 3% prevista por la conducción económica para todo el año.

  • El IPC promedio del 2016 calculado de acuerdo a las cifras oficiales fue del 9.64%. Surge de dividir el promedio que registra el INE para 2016 que fue de 160.14 entre el de 2015 de 146.06. En todas las escuelas del país es un 9.64 como dice un relator deportivo. El oficialismo económico de distintos pelos prefiere difundir los datos de diciembre a diciembre maquillados por el UTE premia y los de marzo a marzo por la reversión de la cotización del dólar y por la particularidad que los mayores aumentos de precios en 2016 se concentraron en los primeros meses.

  • Un informe periodístico de Raúl Viñas en la página web El telescopio, señala que ANCAP le vende a Botnia y UPM el fuel oil, bajo en azufre, puesto en planta a precio claramente inferior al de mercado e incluso al costo pagado por el ente estatal..

  • Más riqueza para los Banqueros y grandes capitales extranjeros. Más ajustes para los trabajadores. Las recetas del FMI para el cono sur de América latina son siempre las mismas.

  • El subdirector del FMI David Lipton elogio la política económica del gobierno de Macri. Según sus palabras va por el camino correcto. El FMI a través del segundo de Cristine Lagarde, se elogia a si mismo. Aunque los resultados para el pueblo argentino no aparecen muy auspiciosos.

iYa de por sí, se dejan de lado aspectos cualitativos.

iiAdemás de incluir bienes que no consumen los asalariados, no tiene en cuenta la pérdida de calidad de muchos productos. ¿o es que los asados o los fiambres tienen algo que ver con los tradicionales?

iiiLas reservas sin contrapartida del BCU pasaron de un entorno de 8000 millones de dólares a cifras cercanas a los 4000 en ese trimestre.

ivAdemás de todos los efectos económicos de este tipo de políticas. Auge importador, liquidación de actividades locales, deudas. En fin las consecuencias de las viejas tablitas.

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.