TARIFAS PUBLICAS Y RECAUDACION FISCAL.

Durante el útimo año aproximadamente 180 millones de dólares de las ganancias de las empresas públicas uruguayas son transferidas a las cuentas fiscales[i] y se destinan a financiar diversos egresos del Estado.

Las cifras oficiales sobre ingresos y gastos del sector público, certifican que el gobierno está utilizando los superávits de las empresas estatales como factor de recaudación. Además de todos los tributos que de por sí ya pagan por las diversas actividades que realizan.

Es decir, que las tarifas que paga el pueblo uruguayo, el descenso de los salarios reales de los trabajadores del sector, la caída de las inversiones, la no reposición de vacantes, el deterioro de la calidad de los servicios, se utilizan entre otros menesteres, para pagar intereses de deuda y financiar déficit del Estado

Una de las paradojas, es que mientras el discurso oficial elogia la supuesta eficiencia privada, utiliza los entes estatales como agente de transferencia de recursos desde los sectores populares al gran capital.

No es casual. La historia demuestra que al igual que las políticas económicas en general, el rol de los entes estatales se ha subordinado al patrón de acumulación del capital dominante en cada etapa.

En la fase de impulso a sectores locales orientados al mercado interno, el Banco República, ANCAP, UTE, Subsistencias, apoyaron el esquema de crecimiento con subsidios al consumo.

En una etapa como la actual caracterizada por la preminencia de capital financiero, grandes inversores del exterior, complejos exportadores, las empresas públicas se suman del mismo modo que las zonas francas, leyes de promoción de inversiones como una fuente más de subsidios a favor de los “malla oro”.

Solamente a título de ejemplo podemos mencionar que el Banco República fue ampliando sus sets  de créditos blandos a grandes capitales, mientras préstamos para consumo de  trabajadores y jubilados elevaron los intereses.

OSE, asume costos tendientes a restaurar calidad de cursos de agua deteriorados por grandes emprendimientos, mientras propone negocios rentables para privatizar actividades, ignorando incluso la voluntad popular plasmada en la constitución.

UTE cedió espacios a generadores privados a la par que los subsidia mediante compras de energía por encima de los precios de mercado, aún sin necesitarla. Además sus políticas comerciales benefician a grandes consumidores en desmedro de las tarifas que pagan las familias.

Como una perlita más, la AFAP República, con participación de entes públicos, destina recursos de los trabajadores uruguayos a financiar obras en zonas francas, barrios privados y hasta a comprar obligaciones de Bancos extranjeros.

Sin olvidar que sus mayores inversiones son para prestarle al Estado uruguayo. Como un perro que gira y muerde su cola, los intereses que cobra por sus créditos salen también del bolsillo de los sectores populares.

En síntesis los entes públicos fueron adaptando su estrategia a las demandas de grandes capitales, con instrumentos variados. Desde ceder los espacios más rentables, hasta subordinar el funcionamiento a sus requerimientos.

GOTITAS DE ECONOMÍA.

  • Crece el número de deudores orientales en el clearing. Un monitor de una de las mayores empresas de crédito privado estimó que en el último período un 50% de sus usuarios tuvo dificultades para realizar sus pagos.
  • Continúa paralizada la fábrica Envidrio y fracasó un nuevo intento de venta a privados. ¿Y el Estado no tiene nada para hacer, para pone en movimiento la producción de envases de un material reciclable como el vidrio?
  • El peso uruguayo se encuentra entre las cinco monedas que más se han apreciado ante el dólar durante 2022. Efecto de las altas tasas de interés que reciben los especuladores que demandan pesos, elevando su cotización, para prestarle al sector público. Mientras tanto los precios en dólares son cada vez más caros en Uruguay.
  • El precio del gas se dispara en Europa occidental. El bloqueo impuesto a Rusia, opera como un boomerang, que castiga el uso de medios de energía en los principales países de la Unión Europea.
  • El aumento del IPC en el Reino Unido superó el 10% en julio del presente año respecto al mismo mes de 2021.
  • Irán y Rusia acordaron incrementar el uso de sus respectivas monedas en las transacciones mutuas. El rial y el rublo sustituyen euros y dólares.
  • La producción industrial de China aumentó 3.5% interanual en el trimestre marzo julio del 2022.

[i] Según datos del Ministerio de economía y finanzas, el resultado de las empresas públicas se ubicó en el 0.3% del PBI.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.

A %d blogueros les gusta esto: