UN PRESUPUESTO CONTRA EL PUEBLO

Segunda quincena setiembre

UN PRESUPUESTO CONTRA EL PUEBLO

El gobierno ha presentado el presupuesto para el lapso 2021-24. Como era previsible, significa un fuerte recorte de los gastos públicos en servicios de salud, educación, agua potable, energía, y contribuye a que el costo de la crisis la paguen los asalariados, jubilados y pueblo en general.

En lo demás, las proyecciones estimadas sobre inversión privada, producto, recaudación, déficit fiscal, tipo de cambio, precios, constituyen, una verdadera tómbola de números, con escasos fundamentos.

Esperando inversores extranjeros.

El gobierno continúa apostando a atraer mega inversiones, de todo tipo de capital extranjero, supuestamente volcados a la producción, que impulsarían el crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios y de la economía en general.

En ese plano insiste con una ideologia similar a la del gobierno del Encuentro progresista, cuyos resultados condujeron a extranjerización de tierras, concentración de riquezas, fuertes incrementos de deuda pública.

La experiencia reciente indica que los rubros locales más apetecidos por grandes grupos transnacionales ya han sido absorbidos. Zonas francas, renuncias fiscales, regalías de diversa índole, no han logrado los resultados prometidos y no se vislumbran escenarios que avalen el optimismo de la nueva conducción económica.

Luego de una fase de crecimiento, la afluencia de capitales tendió al estancamiento desde 2015. Los intentos de atraer grandes inversiones abortaron tanto en prospección petrolera, como la posibilidad de extracción de hierro en Valentines, pese al fuerte apoyo del sector público. La construcción de la segunda planta de UPM se apoya en subsidios del Estado oriental de una magnitud insólita.

La isla de la fantasía.

Las proyecciones del presupuesto exhalan optimismo. Difunden rangos de incremento de las ventas al exterior de 8,2% en 2021, 6.2% en 2022 y de 11.3% en 2023, con un crecimiento global del PBI de 4.3% para 2021 y promedios de 3.3% entre 2022 y 2024.

Si bien es cierto que se van e irán reincorporando a la producción sectores afectados por el confinamiento de la pandemia del covid 19, las expectativas oficiales parecen olvidar la escasa elasticidad de la oferta de los principales productos primos sobre los que descansan las exportaciones desde Uruguay.

Hay que considerar además la inestabilidad del comercio mundial y las dificultades ampliadas por la pandemia que tendrá la zafra turística de 2021.

Aún en caso de concretarse, la fantasía de la conducción económica, el crecimiento sería concentrador y sus frutos serían apropiados esencialmente desde el exterior. Los efectos sobre la ocupación serían limitados por las características de las mega inversiones. El dinamismo interno escaso y el impacto sobre la recaudación fiscal no sería relevante debido a las concesiones de zonas francas.

Se subestiman además los efectos recesivos que tendrá la fuerte reducción de la demanda interna como consecuencia de las políticas de descenso de salarios y del gasto e inversiones públicas.

Sobre estos débiles cimientos el presupuesto lanza números sobre futura recaudación fiscal, déficit, deuda, tipo de cambio, precios, sostenidos ideologicamente por el fundamentalismo de su fe en el “mercado”.

El alfie y los peones.

Lo concreto, respecto a ingresos y gastos del Estado, es la continuidad e incluso profundización de renucias fiscales en favor de grandes banqueros, capital extranjero, importadores, latifundistas y la arremetida contra billeteras y bolsillos de los trabajadores.

Las cifras son elocuentes. La proyección del rubro remuneraciones del sector público que representa en 2020 un escaso 5.7% del PBI, indica su descenso progresivo hasta llegar al 4.9% en 2014.

Los recortes afectarán negativamente la calidad de servicios públicos.

Paralelamente los acuerdos en los consejos de salarios, consolidan un fuerte descenso de las remuneraciones reales de los trabajadores privados para 2020 y 2021. El presupuesto reitera el menú, para los asalariados públicos.

La supuesta recuperación del ingreso de trabajadores y jubilados en años siguientes, en el mejor escenario, apenas los retornaría a los níveles actuales hacia el 2024, con el costo de la pérdida en los años intermedios.

Las promesas de la copa llena y el derrame están demasiado gastadas e incumplidas en toda América latina. Lamentablemente la política económica de la conducción multicolor engendrará consecuencias negativas para el pueblo oriental.

GOTITAS DE ECONOMIA

    • El índice de volumen físico de la industria en Uruguay cayó 5.3% y las horas trabajadas lo hicieron 13.8% en julio del 2020 en relación al mismo mes de 2019. En el acumulado del año, el descenso productivo es de 6.3% y de las horas trabajadas de 14.2%.
    • Según datos del IBGE la tasa de desempleo en Brasil para el mes de julio, fue de 13.1% superando el 12.3% vigente en junio.
    • El 15 de setiembre vence el plazo otorgado a la empresa China de contenidos informáticos Bike Dance matriz de Tik Tok para continuar operando en Estados Unidos sin fusionarse con capitales de este país. Informaciones señalan la posible asociación tecnológica con Oracle.
    • En España Caixa Bank y Bankia estudian su fusión, ya aprobada por el gobierno. Son considerados el tercero y cuarto Banco en importancia del mencionado país.
    • La Unión europea ha comprado 300 millones de dosis de posibles futuras vacunas contra el Covid 19 a la empresa privada Astra Zeneka por un monto de 1200 millones de eurosi

iTomado del informe de Angeles Maestro y Eloy Navarro. Las vacunas del Covid 19.

Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.