UPM. EN CLAVE DE ENCLAVE

Primera quincena de febrero.

UPM. EN CLAVE DE ENCLAVE

UPM asesora al gobierno uruguayo para la remodelación de la red de transporte local. La instalación de una tercera planta de celulosa en Uruguay está condicionada no solamente a creación de nuevas zonas francas sino además a la construcción de una red logística al servicio de la empresa con un costo a cargo del Estado uruguayo estimado oficialmente en 1000 millones de dólares.

Un reciente comunicado de UPMi reitera que la posible instalación de la fábrica de celulosa en Uruguay requiere previamente para su concreción, a largo plazo, de infraestructura acorde a sus necesidades.

En las exigencias de la empresa caminos, instalaciones, puertos “nacionales” deben acondicionarse para facilitar el transporte de materia prima hacia su potencialii planta en la zona cercana a la ciudad de Paso de los Toros y de la celulosa a Montevideo para su exportación. En particular la trayectoria de las vías férreas, peso que deben soportar, velocidad de los trenes son definidos por la empresa. El gobierno, no solamente es receptivo a estos condicionamientos sino que además está procurando financiamientos para la red logística al servicio prácticamente exclusivo de UPMiii.

La concepción es absolutamente contradictoria con una visión popular del transporte, la energía, el agua potable, de los puertos y hasta de la educación. En lugar de ubicarse al servicio de las necesidades de la población, de la integración de las diferentes zonas del país, de la preservación de la naturaleza, de la promoción del uso del territorio para la producción de alimentos se prioriza el fomento de monocultivos de eucaliptus para la exportación de sus derivados.

El proyecto de “enclave” en una de sus peores versiones. Grandes empresas extranjeras poseedoras de las tierras, dueñas de las plantaciones, de las fábricas transformadoras ubicadas en zonas francas. Verdaderos tentáculos del grupo económico finés localizados en territorio uruguayo.

Fracasados el proyecto de extracción de mineral a cielo abierto en Valentines para su exportación por parte de Aratirí y los intentos de exploración de petróleo por parte de la francesa Tootal en el océano Atlántico, el gobierno se concentra en satisfacer las demandas de UPM. Las obras de infraestructura las terminará pagando el pueblo uruguayo vía deuda pública o en forma de canon para los grupos económicos constructores.

Si fracasan los intentos de instalación de la fábrica de celulosa se habrán gastado recursos presupuestales en un diseño logístico desestructurado de la realidad local. Si se instaura la segunda planta de UPM, más allá de la ocupación en la fase de construcción, y unos pocos empleos en la fase fabril, se promoverán plantaciones de eucaliptus que expulsan mano de obra del campo con un saldo laboral negativo debido a que la cadena derivada de estos monocultivos genera menor ocupación que la mayor parte de las opciones de uso de las tierrasiv.

También recaerán sobre el pueblo oriental el costo del daño ambiental rural que provocan los monocultivos de eucaliptus y sus derivados con consecuencias tremendamente negativas para todo el territorio y en particular para el río Negro y zonas aledañas.

Los cursos de agua, el aire, el territorio recibirán los residuos del proceso de transformación de los eucaliptus en pulpa de madera y su blanqueo. La celulosa llevará en su seno el agua de los acuíferos locales y las energías del suelo al exterior para convertirse generalmente en papel para empaque.

El intenso transporte hacía el puerto también alteraría de manera negativa el quehacer urbano especialmente en Montevideo y Canelones.

Maldición de Malinche. Cuando dejarás mi tierra. Cuando harás libre a mi gentev

GOTITAS DE ECONOMIA

  • Una investigación realizada por Mauricio de Rosa, como monografía en la facultad de Ciencias Económicas indica que el 1% de la población uruguaya posee el 25% de la riquezavi. Una muestra más de la falta de equidad que genera el camino elegido por sucesivos gobiernos.

  • Trescientos cincuenta ex trabajadores de Aratirí continúan esperando que la empresa les pague deudas por despido. La confianza mata al hombre.

  • El Molino Dolores anuncia que enviará a sus trabajadores al seguro de paro. Uno más y van. La empresa propiedad de Cereoil y de capitales estadounidenses tiene deudas impagas con el BROU y medios de prensa informan de la venta del trigo que el Molino había prendado como garantía.

  • La filial mexicana de la empresa española Abengoa entró en Concurso de acreedores por suspensión de pagos. En España continúa el proceso de pre concurso y un fiscal pide la prisión por 5 años de su ex presidente Felipe Benjumea. El proyecto aprobado en Uruguay de participación público privada para diseño, construcción, mantenimiento y gestión de un presidio para 1500 reclusos es a cargo de la empresa Teyma e Instalaciones Inabensa filiales del mencionado grupo español. Casi casi como si Benjumea construyera una de sus casas.

  • La organización Oxfam evalúa en base a datos de Forbes, Fortune y diversas fuentes que 8 magnates poseen una riqueza equivalente a la de 3.600 millones de personas en el mundo. Seis de los afortunados son Estadounidenses, un mexicano un español. Datos de un mundo muy desigual.

  • En uno de sus primeros decretos Trump retiró a Estados Unidos de las reuniones para la implementación de un tratado de libre comercio transpacífico (TPP). Los objetivos estratégicos defendidos por Estados Unidos en esos ámbitos pasan esencialmente por la venta de servicios, impunidad para sus inversiones y mecanismos de resolución de pleitos por el Banco Mundial. Sin otorgar nada a cambio.

  • El gobierno argentino emitió nueva deuda por 7000 millones de dólares a una tasa de 6.3% paralelamente al foro de Davos. Las tasas internacionales rondan el 1%.

i26 de enero de 2017.

iiEn ningún momento la empresa asegura su instalación. Por el contrario en el mencionado comunicado niega estar involucrada en la construcción de la planta.

iiiEl diseño de la logística, la magnitud de la producción de celulosa de la fábrica y sus necesidades de transporte minimizan o hacen inviable la posibilidad que la infraestructura se utilice para otros fines.

ivAsí surge claramente de los censos agropecuarios. El tema lo hemos analizado en el libro Tierra, agua soberanía.

vGabino Palomares. Maldición de Malinche.

viEl concepto de riqueza excede el de ingreso, ya que además incluye patrimonio.

Anuncios
Publicaciones

Precio del libro en Uruguay $ 200 más envío. Al exterior USD 10 más el envío.

Precio del libro en Uruguay $ 250 más envío. Al exterior USD 12 más el envío.